La experiencia de los ‘iaioflautes’

IMG_0657
Lluís y Àngels han explicado su experiencia con los ‘iaioflautes’

[Fotografías de Carolina Zerpa; crònica de Xavier Borràs; traducción de Roser Gonzàlez.]

Este jueves, 4 de abril, se ha celebrado el ciclo de conferencias «Activismo y gente mayor», dentro del marco Fem-lo Comú (Hagámoslo en Común), la campaña de colectivización de AureaSocial, proyecto autónomo de la Cooperativa Integral Catalana (CIC). De la conferencia y debate inaugurales se han hecho cargo los ‘iaiofalutes’, que nos han querido explicar su experiencia. Después de la presentación, realizada por Àngels del espacio de AureaSocial, y del proceso de colectivización emprendido por la CIC, Perot (del grupo de los iaioCIC) ha presentado a los representantes de los colectivos de los ‘iaioflautes’, que están en la calle «para preservar los derechos por los que lucharon».

En nombre de los ‘iaioflautes’, Ángels y Lluís han dicho que lo que quieren es concienciar a la gente sobre su responsabilidad en los diversos ámbitos desde los que se mueven. Lluís cree que des del 15M algunas cosas han cambiado, sobre todo a lo referente a este crecimiento de conciencia social.

Àngels ha explicado que los ‘iaioflautes’ son un movimiento de carácter social no ligado a ningún partido político, pero no considerándose apolíticos. Los une el malestar por la deriva que ha tomado la crisis y el desmantelamiento de aquello que se consiguió en los años sesenta y setenta. Las cotas de bienestar tendrían que ser, según ellos, los de Islandia, no los de Grecia. Tienen la voluntad de confluir con todo el mundo que comparte su actitud de lucha. También creen que la crisis es una estafa y que la alternativa es que la paguen los ricos, ya que la socialización de las pérdidas no comporta el reparto de los beneficios. No están de acuerdo que se haga creer que los recortes son la única salida.

Lluís ha afirmado que desde que se integró en el grupo vive más contento y toma menos pastillas «No me deprimo porque no puedo», ha dicho en tono socarrón.

Ahora sí, recordemos una definición que hizo Enric Serra sobre los ‘iaioflautes’: «El ‘iaioflauta’ es el entrañable jubilado inconformista, dispuesto a la acción para demostrar que la lucha y la indignación no son patrimonio de los jóvenes. El ‘iaioflauta’ no utiliza las bolas de petanca en la pista, sino que les lanza contra los escaparates de la sociedad capitalista; el ‘iaioflauta’ protesta contra los banqueros y, utópico e inconformista, no sabe que es ver pasar las horas sentado en el banco de madera de cualquier parque; el ‘iaioflauta’ se lleva a sus nietos, al que le han confiado sus cuidados, a actividades de acción directa muy peligrosas; el ‘iaioflauta’ ocupa ambulatorios (por si acaso) contra los recortes e invade autobuses para protestar in situ por el aumento de las tarifas del transporte público. Un ‘iaioflauta’ no es exactamente el equivalente a un perroflauta. El ‘iaioflauta’ suele tener un perro, bien alimentado, que dado el caso, tendría fuerzas para morder por la causa; el ‘iaioflauta’ no se hace rastas porqué, ay, ya tiene la coronilla clareada. Y algunos ‘iaioflautes’ saben tocar, de verdad, la flauta.»

Lluís ha hecho reír a la audiencia con algunas anécdotas y chocarrerías sobre las experiencias vividas con el colectivo, que va creciendo poco a poco, sin dejar de transmitir la necesidad de unión ante los adversarios del pueblo o la necesidad de modificar la Constitución.

Related posts

Leave a Comment